Skip Navigation LinksInicio > Noticias > A Millones de Personas se les Niega el Acceso a Libros y Materiales Impresos - Comunicado de Prensa del UMC para el Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor

A Millones de Personas se les Niega el Acceso a Libros y Materiales Impresos - Comunicado de Prensa del UMC para el Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor


logotipo de la UNESCO para el dia Mundial del Libro y del Derecho de Autor 2016 - pila horizontal de libros, varios colores 

Toronto, 23 de abril de 2016: A millones de personas, entre las que se incluyen niños y estudiantes, se les niega el acceso a libros y otros materiales impresos. Menos del 10% de las obras que se publican se producen en formatos accesibles en los países desarrollados. Las personas ciegas y deficientes visuales, principalmente estudiantes, en países ricos como EEUU y en Europa, aún enfrentan barreras de desigualdad para acceder a las publicaciones. Tales barreras hacen que muchos de ellos tengan que esperar un tiempo inaceptablemente largo para conseguir un libro que puedan leer. En los países en vías de desarrollo, la situación es todavía peor ya que menos del 1% de los libros llega a estar disponible. Muchos estudiantes no pueden completar su educación debido, en gran parte, a esta carencia de materiales. En lugares como la India, país con la cifra más alta de personas que son ciegas o deficientes visuales, más de la mitad de los niños con discapacidad visual están fuera del sistema escolar.                            

​A esta falta de materiales publicados accesibles, se la conoce como “hambruna de libros”. La Unión Mundial de Ciegos ha trabajado junto con muchos interesados durante años para superar esta situación. Tales esfuerzos dieron por resultado un compromiso internacional, el Tratado de Marrakech, que va a atender directamente este problema de dos maneras importantes. Primero, permitirá que “organizaciones autorizadas” tales como entidades y bibliotecas de ciegos, puedan reproducir con más facilidad formatos accesibles (braille, DAISY, audio, macrotipo, libros electrónicos, etc.) para su distribución sin fines de lucro. En segundo lugar, el Tratado facultará a las organizaciones autorizadas a compartir libros y otros impresos en formatos accesibles, con otras de diferentes países.

El actual sistema internacional no acepta el envío de materiales adaptados a través de las fronteras, lo que conduce a una innecesaria duplicación de libros y agota los ya limitados recursos. Sin embargo, en cuanto el Tratado de Marrakech entre en vigencia, será legal hacerlo, con lo que contribuirá a evitar la duplicación de esfuerzos para adaptar los mismos textos en diversos países. El Tratado también hará posible que los países con grandes colecciones de libros accesibles los compartan con las personas ciegas y con dificultades de lectura de países que tienen menos recursos. El intercambio internacional es esencial para combatir la hambruna de libros ya que las personas ciegas y deficientes visuales están entre las más pobres de los pobres y sus organizaciones carecen con frecuencia de los recursos necesarios para producir los materiales adecuados.

Las personas discapacitadas visuales y con dificultades de lectura quieren poder ir a una librería o a una biblioteca y elegir y leer el nuevo bestseller como cualquier otro. Los niños discapacitados visuales quieren ir a la escuela y alfabetizarse igual que sus compañeros con vista. Está bien documentado que la educación es la clave para liberar el potencial futuro de los chicos, lo que les permitirá convertirse en adultos con empleos rentables, padres, compañeros de trabajo y ciudadanos en sus comunidades y familias.

Ya no será necesario que se niegue la alfabetización, educación y plena participación en la sociedad a las personas ciegas y con dificultades de lectura del mundo. Pero el Tratado de Marrakech sólo puede empezar a contribuir a poner fin a la hambruna de libros cuando se lo ratifique y se lo ponga en práctica. El Tratado y sus beneficios sólo se aplicará a los países que lo hayan ratificado y sólo entrará en vigencia cuando sean 20 los que lo hayan hecho. En este momento, se cuenta con 16 ratificaciones, por lo que es posible que entre en vigor en 2016, lo que permitirá convertir en una realidad su promesa del acceso de todos a la información y a la lectura. La UMC hace un llamamiento a todos los gobiernos para que, por medio de la ratificación y efectiva puesta en práctica del Tratado de Marrakech, dejen de negar a sus ciudadanos ciegos el derecho a leer, con lo que garantizarán que se mantenga, gracias a su implementación, su espíritu original de derechos humanos e igualdad para todos.

En nuestra página web especial sobre este tema, pueden encontrar más informaciones sobre nuestra Campaña de Ratificación y Puesta en Práctica del Tratado de Marrakech, así como lo que los gobiernos pueden hacer para contribuir a que finalice la hambruna de libros y descargar una carta que pueden usar para alentar a sus respectivas autoridades a ratificar el Tratado:
www.worldblindunion.org/Spanish/Our-work/our-priorities/Pages/Tratado-de-Marrakech---Derecho-a-Leer.aspx​​ 


La Unión Mundial de Ciegos (UMC) es la organización global que representa a los estimados 285 millones de personas con ceguera o deficiencia visual en el mundo. Sus miembros son organizaciones dirigidas por personas ciegas que abogan en su propio nombre e instituciones que les brindan servicios en más de 190 países, y también organizaciones internacionales que trabajan en el campo de la discapacidad visual. Visiten nuestro sitio web: www.wbu.ngo

Si desean más informaciones, pónganse en contacto con:

Unión Mundial de Ciegos
Caitlin Reid
Oficial de Comunicaciones
Caitlin.Reid@wbu.ngo