Skip Navigation LinksInicio > Noticias > Comunicado de Prensa de la Union Mundial de Ciegos en honor al Día Internacional de la Alfabetización

Comunicado de Prensa de la Union Mundial de Ciegos en honor al Día Internacional de la Alfabetización

TORONTO, 8 SEPTIEMBRE 2015

Hace 50 años, en noviembre de 1965, la UNESCO proclamó el 8 de septiembre como Día Internacional de la Alfabetización. Este tema sigue siendo tan esencial para el desarrollo humano como lo era entonces y como lo ha sido durante siglos, especialmente en las sociedades de hoy, que se basan en el conocimiento. El tema de este año para el Día Internacional de la Alfabetización, “Alfabetización y Sociedades Sostenibles,”
 nos recuerda el vínculo entre saber leer y escribir y el acceso a la información, así como la fuerza y la evolución de nuestras sociedades.

Hay millones de personas en todo el mundo que tienen escaso o ningún acceso a materiales de lectura por ser ciegos o tener una discapacidad que se los impide. En 2013, OMPI aprobó el Tratado de Marrakech para atender específicamente la “hambruna de libros” que padecen por esa causa. Este Tratado abrirá mayores oportunidades para que se hagan en forma legal más libros en diversos formatos accesibles, entre los que se incluyen DAISY, audio, braille, macrotipos y electrónicos, sin tener que obtener el permiso de los titulares del derecho de autor.
Y este instrumento​ también permite que los países y organizaciones compartan libros accesibles con otros que igualmente lo hayan ratificado.


No podríamos imaginar las sociedades modernas sin alfabetización, pero, desafortunadamente, tal situación es aún común para las personas que no pueden leer la letra impresa estándar. El analfabetismo y la “hambruna de libros” son particularmente extremos en los países en desarrollo, en los que el 1% o menos de las obras publicadas se produce en formatos accesibles. Sin embargo, las cosas no son mucho mejores en los países desarrollados donde sólo se llega a un 7%. Es por esto que el Tratado de Marrakech es esencial ya que se ocupa directamente del analfabetismo al aumentar los materiales accesibles.

Es el segundo Tratado internacional, después de la Convención de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (CDPD), que aborda específicamente los derechos de esta población. Una vez que el Tratado de Marrakech entre en vigor, ayudará a poner en práctica varios artículos de la CDPD al eliminar las barreras que imponen las leyes de derechos de autor a una información y cultura accesibles. Es un imperativo absoluto que los gobiernos sostengan sus promesas y defiendan los derechos de las personas con discapacidad a fin de garantizar un crecimiento sustentable y un desarrollo positivo de nuestras sociedades.

Setenta y dos países más la Unión Europea han firmado el Tratado de Marrakech y nueve lo han ratificado.
Se necesitan veinte ratificaciones antes de que entre en vigencia y comience a cambiar la vida de millones de personas ciegas y con discapacidad de lectura. Es por eso que en el Día Internacional de la Discapacidad, hacemos un llamamiento a todos los gobiernos que aún no lo han ratificado, para que cumplan ese requisito o accedan a él. La Presidenta de la Alianza Internacional de Discapacidad y Ex Presidenta Inmediata de la Unión Mundial de Ciegos, que también lidera nuestro trabajo en este campo, lo ha expresado muy bien:


El acceso a la información es un derecho humano. En base a ella se hacen elecciones en la vida, se toman decisiones y se participa en la comunidad. El Tratado de Marrakech, cuando entre en vigencia, proporcionará millones de libros a las personas ciegas y con discapacidad de lectura del mundo, a los cuales, en este momento, no tienen acceso. Insto a los gobiernos a ratificarlo con urgencia de modo que podamos empezar a transformar la vida de millones de personas de todo el planeta.”

Cuando entre en vigor, se podrá usar el Tratado de Marrakech para mejorar la vida de millones de personas de todo el mundo y darles oportunidad de alfabetizarse y participar activamente en todas las facetas de la sociedad. Las personas ciegas tienen el mismo derecho a acceder a la información y a saber leer y escribir que el resto del mundo. Alienten a sus gobiernos a ratificar el Tratado para ayudar a poner fin a la ”hambruna de libros.”