Skip Navigation LinksInicio > Noticias > Campaña de la UMC a favor de un correo gratuito moderno para personas ciegas

Campaña de la UMC a favor de un correo gratuito moderno para personas ciegas

Llamamiento a los miembros de la UMC para que verifiquen si su país ha planteado “excepciones” a los cambios en “artículos para ciegos” en las normas de la Unión Postal Universal

Estimados colegas,

Campaña de la UMC a favor de un correo gratuito moderno para personas ciegas 

Algunos de ustedes tal vez recuerden que durante varios años, la UMC hizo una campaña en pro de la modernización de las normas internacionales por las cuales las personas ciegas y sus organizaciones disfrutan de exención de pago cuando envían algunos artículos por correo.

Queríamos que el sistema permitiera mandar artículos modernos tales como relojes parlantes, equipos Daisy, etc., en lugar de sólo “literatura para ciegos”, como lo llamaban las viejas normas, lo que cubría muy poco más que libros en braille.

En el Congreso de la Unión Postal Universal (UPU), en octubre de 2012, en Qatar, logramos finalmente el resultado que buscábamos.


Las normas modernizadas

Por eso, la UPU, organismo de la ONU que regula estos temas, aplicó modificaciones al tratado internacional, conocido como “Convención” de la UPU, que rige el intercambio de correspondencia y, especialmente, enmendó su artículo 7.

A continuación citamos la redacción actual (con los cambios marcados en negrita) tomada de la parte relevante del Congreso:

“Artículo 7
Exención de cargos postales

3 – Artículos para ciegos

3.1 Cualquier artículo para ciegos enviado a una organización para ciegos o por una de ellas estará exento de costos postales, con la excepción de los recargos de vía aérea, en la medida en que sean admisibles como tales en el servicio internacional del operador designado para enviarlo.

3.2 En este artículo:

3.2.1 persona ciega significa que esté registrada como ciega o deficiente visual en su país o que satisfaga la definición de persona ciega o con baja visión de la Organización Mundial de la Salud;
3.2.2 organización para ciegos significa institución u organización que brinda servicios a las personas ciegas o las representa oficialmente;
3.2.3 los artículos para ciegos abarcan correspondencia, literatura en cualquier formato, incluidas las grabaciones de sonido y equipos o materiales de cualquier tipo hechos o adaptados para ayudar a las personas ciegas a superar los problemas de la ceguera, como se especifica en la Carta de Regulación Postal.”

Informe de la UMC sobre la campaña y los cambios a la norma

Dan Pescod, que junto con Lord (Colin) Low fue designado representante de la UMC para el trabajo con UPU en esta campaña, hizo un informe en el que explicaba el significado de los cambios en las normas, publicado en el sitio web de la UMC a fines de 2012.  Lo incluimos como anexo, para facilitar las referencias.

Excepciones en las nuevas reglas

No sorprende que varios países hayan presentado ahora “excepciones” formales con respecto a toda la redacción. (Estas excepciones surgen porque las nuevas normas son más generosas para nosotros y por lo tanto, más onerosas para los operadores postales).
Estas excepciones significan que los países que las presentan se reservan el derecho, parcial o total, de no estar legalmente obligados por las nuevas normas.

Las excepciones que se han presentado se encuentra en la página 145 del “Protocolo Final” de la Convención de la UPU. Véase el siguiente enlace:

Algunos países simplemente han mantenido las excepciones existentes y no onerosas. Por ejemplo, el RU siempre tuvo una excepción que le permitía cobrar los artículos para ciegos, pero en la práctica, nunca aplicó esta posibilidad.

La mayoría de los países que han presentado excepciones, lo han hecho para decir que sólo considerarán como “artículos para ciegos” (y por lo tanto, exentos de cargos postales) los objetos de correspondencia que satisfagan los propios criterios internos para la exención de pagos. Así, por ejemplo, si un país no acepta el envío gratuito de macrotipos en su sistema postal interno, podría no aceptar que se manden internacionalmente libres de pago, a pesar de que las nuevas normas de la UPU permiten este tipo de envío.

¿Qué tendrían que hacer al respecto los miembros nacionales de la UMC?

Los miembros nacionales de la UMC tienen que considerar si desean debatir con sus gobiernos las excepciones mencionadas más arriba. Esto no se puede manejar por medio de los representantes de la UMC que asistan a las reuniones de UPU.

Tal vez deseen explicar la necesidad de una interpretación amplia y moderna del servicio de “artículos para ciegos”, según el logro del Congreso de UPU de 2012. Sin embargo, existe la alternativa de que decidan que este tema no es prioritario para sus organizaciones.

Por supuesto, Dan Pescod sigue dispuesto a tratar de responder cualquier consulta que los miembros tengan sobre este tema.

Dan Pescod; Director de Campañas,
RNIB; 105 Judd Street
Londres WC1H 9NE. RU

Tel: +44 (0) 20 7391 2009

Anexo 1

La UMC concluye una larga campaña para modernizar las normas de la ONU sobre el franqueo internacional gratuito para personas ciegas

Ya en 2008, el gobierno de Luxemburgo presentó al Congreso de la Unión Postal Universal que se reúne cada cuatro años, la propuesta de modernizar las normas sobre el envío de artículos postales internacionales para personas ciegas. La UPU es el organismo de la ONU que gobierna el intercambio internacional de piezas postales.

El servicio de correos gratuito para ciegos ayuda a compensar las dificultades de obtener libros accesibles y en algunos casos, otros materiales que las personas ciegas necesitan específicamente a causa de su discapacidad.

Después de todo, una persona discapacitada visual no puede entrar a su biblioteca local y sacar el libro que elija sin ningún costo. En lugar de eso, con frecuencia recibe un libro accesible por correo, enviado por una lejana biblioteca para ciegos. (Sin ninguna duda, lo devuelve por la misma vía.) Cobrar ese servicio sería equivalente a hacerle pagar por su ceguera.

Las normas de la UPU sobre el funcionamiento de este servicio internacional se escribieron en los años 50 y no se actualizaron desde entonces. Permitían a los operadores postales enviar piezas a través de las fronteras nacionales, en forma gratuita, pero sólo si se trataba de “literatura para ciegos” o “o grabaciones sonoras para ciegos.”

No se les habrá escapado a los lectores atentos que el mundo ha progresado desde los años 50.

En la actualidad, las personas ciegas tienen nuevas formas de enviar y recibir la información y las cosas que necesitan para desarrollar plenamente su función en la sociedad. Esto significa por una parte, que, con frecuencia, en lugar de voluminosos libros braille, una persona ciega quiere enviar o recibir un CD Daisy muy liviano. Tales objetos pesan mucho menos y son menos voluminosos y por lo tanto, su transporte representa una reducción de costos para los operadores postales, así como un beneficio para las personas ciegas. Quisimos asegurarnos de que las normas de la ONU con respecto a este servicio se modernizaran y reflejaran tales cambios.

Volviendo al Congreso de 2008, algunos de los operadores postales y de los gobiernos reunidos recelaban de la bien intencionada propuesta de Luxemburgo y la derivaron a “estudios adicionales.”

Desde ese momento, ha pasado a través de una multitud de Comités de UPU, con un estrecho seguimiento de la UMC, que trabajó con ellos durante ese período para refinar la revisión propuesta sobre las normas referentes al correo gratuito o “literatura para ciegos” en la terminología de la UPU.

Encontramos el constructivo apoyo de países tales como Italia, Alemania, Japón, el Reino Unido y los EEUU, que ayudaron a garantizar que la revisión de los reglamentos satisficiera las necesidades de las personas ciegas y fueran aceptables para los operadores postales de todo el mundo.

Este esfuerzo generó una nueva propuesta, presentada por Italia al Congreso de la UPU en Doha, en nombre de la UPU.

A pesar de todo el tiempo dedicado ya a las negociaciones para refinar la propuesta, proceso abierto a todos los operadores postales y gobiernos, la delegación francesa que hasta ese momento  había permanecido en silencio, se opuso cuando se la consideró en el Comité 4 en el Congreso de Doha. Esto alentó a algunos otros correos, tales como el de Polonia y Noruega, a hacer lo mismo y pedir que, en lugar de votar el asunto, se lo derivara a “estudios adicionales” después del Congreso.

El segundo día de las deliberaciones del Comité 4 sobre este tema, Barbados, Japón, Nueva Zelanda, Nigeria y el RU, entre otros, intervinieron en apoyo de la propuesta de modernización de las normas.

Por lo tanto, se la puso a votación y logramos una aplastante mayoría: 91 a nuestro favor, 13 en contra y 21 abstenciones.

Las normas de la UPU con respecto a lo que ahora se puede expresar como “artículos para ciegos” aparecerán en su forma nueva en la versión revisada de la Convención.

¿Qué significa esto en la práctica?

Los materiales postales internacionales para ciegos, exentos de costos de correo, se pueden enviar ahora entre una combinación de organizaciones de personas ciegas, organizaciones especializadas que brindan servicios a los discapacitados visuales y personas ciegas o deficientes visuales.

Los materiales internacionales para ciegos abarcan ahora: “correspondencia, literatura cualquiera fuere el formato, incluidas las grabaciones sonoras y equipamientos o materiales de cualquier tipo hechos o adaptados para ayudar a las personas ciegas a superar los problemas de la ceguera.”

¿Qué es lo que este cambio no implica?

Este cambio no requiere que los países cambien sus sistema interno / nacional de correo gratuito para ciegos. Por lo tanto, si un país sólo permite en la actualidad que se envíe material braille internamente en forma gratuita, no se va a requerir que se amplíe el plan nacional como consecuencia de la decisión de la UPU. La UPU sólo gobierna el intercambio postal internacional.

Lo que implica, sin embargo, es que se espera que los países que reciban una pieza que contenga algo dentro de la nueva y más amplia serie de artículos bajo este sistema de un remitente de otro país, la acepten como “artículos para ciegos” y las entreguen al destinatario (persona ciega u organización). Las normas de la UPU requieren que cumplan con esto sin tener en cuenta la gama de artículos que el país receptor permita que se incluyan en el rubro “artículos para ciegos.”

Un ejemplo

Por ejemplo, el país “A” sólo permite el braille en su sistema de franqueo gratuito para personas ciegas. El país “B” permite que se envíen en ese marco los CDs Daisy.

Una persona ciega del país “B” envía por correo un CD Daisy a una persona ciega del país “A” bajo su más generoso plan de “artículos para ciegos”.

El país “A” debe sin embargo entregar ese CD Daisy, aun cuando no permitiría enviar tal artículo bajo su servicio nacional de “artículos para ciegos.”