Skip Navigation LinksInicio > Noticias > Mensaje en Braille para el Día de la Lengua Materna UMC PSA

Mensaje en Braille para el Día de la Lengua Materna UMC PSA

Braille – Clave para acceder al lenguaje y la alfabetización para todos los ciegos del mundo

Al conmemorar el Día de la Lengua Materna el 21 de febrero, es importante reflexionar acerca de la importancia del braille, que da a las personas ciegas la oportunidad de adquirir y usar su propia lengua, cualquiera sea. Se ha llamado al braille súper escritura, “La reina de todas las formas de escribir”, porque es la única en el mundo que se puede usar para leer y escribir en cualquier lengua. Ninguna otra tiene esta
singular capacidad. Por eso, sólo el braille puede permitir a las personas ciegas el verdadero dominio de su lengua materna.

No sería exagerado afirmar que para los ciegos, el braille tiene el mismo estatus en cuanto a la lectura y escritura que, para quienes ven, tiene la letra impresa. Así como los libros grabados o en versión electrónica no pueden reemplazar la edición en papel para los videntes, de igual modo, los libros en braille son componentes que integran la educación y rehabilitación significativas de las personas ciegas. Es por eso que este sistema ha resistido la prueba del tiempo y la competencia de diversos sectores durante unos 160 años, desde que los franceses, en 1854, lo aceptaran, dos años después de la muerte de su inventor, Luis Braille, cuyo nombre lleva.

La clave para aprender destrezas de ortografía y una alfabetización activa es la lectura permanente en braille.
Es esencial para materias que requieren un estudio intenso, como las matemáticas, la ciencia, la geografía, la gramática, la semántica, la fonética, etc. Ciertamente, el braille seguirá siendo el decano de los sistemas para dar a los discapacitados visuales acceso al saber que es la fuente principal del empoderamiento.

Si bien se reconoce ampliamente la importancia de este sistema para los países en vías de desarrollo, se sostiene con frecuencia que está declinando rápidamente en las naciones más avanzadas debido al advenimiento de la tecnología. Por el contrario, esto ha permitido una muchísimo mayor producción de braille, ya que ahora puede elaborarse en cantidades de miles de páginas por día gracias a las impresoras braille de alta velocidad ubicadas en los centros de producción de materiales en relieve de todo el mundo. Además, ya se aboga enérgicamente a favor de la disponibilidad de más braille en la señalización, en dispositivos domésticos y artículos de consumo e incluso, en productos farmacéuticos.

Y
se continúan movilizando las tecnologías innovadoras para producir una amplia gama de dispositivos de lectura y escritura braille, lo que da un importante testimonio de la imperecedera importancia del sistema. La nueva pauta para escribir braille con el relieve hacia arriba lanzada recientemente por el RNIB en el RU, los ingeniosos dispositivos presentados en el Congreso Mundial Braille 21, en 2011, diversas y potentes impresoras especiales de alta velocidad, los instrumentos electrónicos para tomar notas en braille y la máquina inteligente de escribir braille elaborada por Productos Perkins, que permite aprender y enseñar el sistema, son tan sólo unos pocos y buenos ejemplos. También se están realizando esfuerzos actualmente para desarrollar una salida de braille efímero de bajo costo, destinada a resolver el problema de los grandes y pesados libros en relieve y poner tal tecnología a disposición de los países en vías de desarrollo.

Algunos instrumentos de la ONU, tan críticos para el sector de discapacidad, reconocen también la permanente utilidad del braille. El sistema mereció una mención particular en diversos artículos de la CDPD de la ONU (Convención de las Naciones Unidad sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad). Y la aprobación por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), en junio de 2013, del Tratado de Marrakech para Facilitar el Acceso a las Obras Publicadas a las Personas con Discapacidad Visual o con Otras Dificultades para Acceder al Texto Impreso, derribará las barreras que se oponen a producir y compartir materiales en formatos accesibles, incluido el braille.

La Unión Mundial de Ciegos tiene la firme convicción de que los formatos de materiales de lectura que se pueden abordar por medio de la tecnología y el braille no compiten, sino que se complementan. Ciertamente, son esenciales para ayudar a los lectores discapacitados visuales a mantenerse al corriente de la actual explosión de conocimientos e información y para mejorar su alfabetización y posibilidades de aprender.

Al celebrar el Día Internacional de la Lengua Materna, no olvidemos la importancia del braille que garantiza el acceso de las personas ciegas y deficientes visuales de todo el mundo a sus respectivos idiomas.

Durante más de 200 años las personas ciegas han aprendido a leer y escribir por medio del braille para acceder a la
literatura y al estudio, junto a sus pares. El braille es un sistema alfabético táctil formado por 6 puntos ubicados en una cuadrícula de 3X2 que permiten representar las letras, números y símbolos de la mayoría de las lenguas del mundo. Fue inventado por un joven ciego francés, Luis Braille (1809-1852), cuando tenía 15 años. En esa época, era alumno del Instituto Real para Jóvenes Ciegos, de París. Quería tener derecho a leer libros igual que los otros niños y trabajó para crear un alfabeto táctil que fuera fácil de aprender, reproducir y usar.



La Unión Mundial de Ciegos (UMC) es la organización global que representa a los 285 millones de personas que se estima son ciegas o deficientes visuales en el mundo. Sus miembros son organizaciones dirigidas por personas ciegas que abogan por sí mismas, entidades que les brindan servicios en más de 190 países y organismos internacionales que trabajan en el área de la discapacidad visual.

Si desean más informaciones, pónganse en contacto con:

Unión Mundial de Ciegos
Marianne McQuillan,
Directora, Comunicaciones
Marianne.McQuillan@wbuoffice.org