Cataratas

Las cataratas se producen por cambios químicos en el cristalino. Este esta formado por agua y proteínas organizadas de manera que se mantiene límpido y permite el paso de la luz. Sin embargo, las proteínas pueden empezar a amontonarse lo que hace que se vuelva turbio e impida el paso de la luz. Como el cristalino ayuda a enfocar la luz en la retina para formar las imágenes, esta opacidad afecta la visión.
Al comienzo esta falta de transparencia puede tener poco efecto sobre la vista según su ubicación en el cristalino. Con el tiempo, las cataratas pueden crecer y opacarlo más, lo que incrementa la dificultad para ver. Esta afección se desarrolla en forma gradual y no causa dolor.

comienzo agudo y repentino de una catarata cortical en una persona con diabetes 

Imagen: Comienzo agudo y repentino de una catarata cortical en una persona con diabetes Tipo 1 (juvenil)

Fuente (en inglés): Instituto Nacional de Ojos, Institutos Nacionales de Salud

Causas de cataratas 

El desarrollo de cataratas es parte normal del proceso de envejecimiento. En la mayoría de las personas se produce a los 65 años, pero para algunos puede comenzar a los cuarenta o cincuenta también. Ocasionalmente, los niños pueden nacer con esta afección o se produce después de daños oculares, inflamación y algunas otras alteraciones oftálmicas.

Algunas cosas pueden aumentar la susceptibilidad a tener cataratas:

  • Diabetes – en las personas que tienen diabetes, con frecuencia las cataratas se desarrollan más temprano.
  • Traumatismo – una lesión en un ojo puede ser la causa del desarrollo de una catarata.
  • Medicaciones – algunas drogas que se prescriben pueden causar cataratas, por ejemplo, los esteroides.
  • Cirugía ocular – es probable que una cirugía por problemas de retina dé lugar a que en el futuro, se produzcan cataratas en el ojo afectado.
  • Afecciones oculares – otras afecciones oculares tales como la retinitis pigmentosa, el glaucoma o la uveítis pueden también causar cataratas.
  • Miopía alta - (ser muy corto de vista) puede causar cataratas.

Síntomas de las cataratas

Normalmente, las cataratas se desarrollan muy lentamente. Al principio, los cambios en la vista pueden ser muy leves, pero a medida que empeoran, se comienzan a notar síntomas como:

  • La impresión de que los anteojos están sucios y que necesitan limpieza, aunque no sea el caso.
  • La visión es neblinosa o imprecisa.
  • Se tiene mayor sensibilidad a la luz - la luz brillante del sol  o las luces de un automóvil pueden deslumbrar más.
  • Se dificulta la visión nocturna.
  • Todo se ve un poco más difuminado de lo que debería.

Con el tiempo, casi todas las personas con cataratas encuentran que su visión se volvió neblinosa o imprecisa y hay más cosas que se vuelven difíciles de ver.

A medida que se desarrollan las cataratas, la persona se vuelve más sensible a la luz brillante o experimenta deslumbramiento y halos alrededor de los focos. Estos síntomas pueden interferir en las actividades cotidianas como conducir, leer o ver TV. Entonces, recomendamos visitar a un especialista de salud ocular sin demora.

Tratamiento

Las cataratas se tratan con cirugía: se elimina el cristalino opaco y se lo reemplaza por uno artificial. Es uno de los procedimientos existentes que tiene más éxito. No hay medicinas ni gotas que quiten las cataratas, la cirugía es el único tratamiento posible.  

Fuentes:

Instituto Nacional Canadiense para Ciegos (CNIB)(en inglés) 

Agencia Internacional de Prevención de Ceguera (IAPB)

Real Instituto Nacional para Ciegos (RNIB)(en inglés)


​​